Un astronauta a bordo de la Estación Espacial Internacional (ISS por sus siglas en inglés) tomó una fotografía de numerosos pozos de prospección de oro en el este de Perú.

Los hoyos, generalmente ocultos a la vista de un astronauta por la capa de nubes o fuera del punto de destello del Sol, se destacan brillantemente en esta imagen debido a la luz solar reflejada.

Los múltiples canales serpenteantes del río Inambari son visibles en el lado izquierdo de la imagen. El río y los pozos atraviesan la selva amazónica intacta en el estado peruano de Madre de Dios.

En este clima tan húmedo, los pozos de prospección aparecen como cientos de cuencas llenas de agua muy compactas. Probablemente cavado por garimperos (mineros independientes), cada pozo está rodeado por áreas sin vegetación de escombros fangosos.

Vea también: «Les pido una segunda oportunidad»: joven se disculpa por haber maltratado un gato en Antioquia

Estas extensiones deforestadas siguen el curso de antiguos ríos que depositaron sedimentos, incluido el oro. Para escala, el tramo occidental en el centro de la imagen tiene 15 kilómetros (10 millas) de largo.

Perú es el sexto productor de oro más grande del mundo y Madre de Dios alberga una de las industrias mineras de oro independientes más grandes del mundo.

La minería es la principal causa de deforestación en la región y también puede causar contaminación por mercurio en el proceso de extracción de oro. Sin embargo, decenas de miles de personas se ganan la vida con esta minería no registrada.