Las autoridades marroquíes arrestaron al imán de una mezquita en Temara, las afueras de Rabat, acusado de agredir sexualmente a seis niños de menos de ocho años de edad en las instalaciones de la mezquita donde oficiaba, informó este martes el diario local «Assabah».

El acusado tenía una escuela coránica en la que enseñaba el Corán a los niños del pueblo de Ulad Benaser y «tenía buena fama» entre los vecinos, añade el rotativo.

Las denuncias de los niños sobre el comportamiento del imán llevaron a los ciudadanos a vigilarlo hasta que lo atraparon in fraganti dentro de la mezquita mientras abusaba sexualmente de un niño, lo que desató el enfado de los vecinos, que golpearon al imán, refiere el diario.

El sospechoso fue presentado ayer lunes ante el fiscal general del Tribunal de Apelación de Rabat después de que varias familias presentaran denuncias de que sus hijos fueron víctimas de acoso sexual. Hasta ahora, ninguna fuente oficial se ha pronunciado sobre este caso.

Los legisladores marroquíes aprobaron en junio de 2016 una serie de enmiendas del Código Penal que contemplaban, entre otras medidas, endurecer las sanciones contra el acoso sexual de niños, además de privar el agresor de toda circunstancia atenuante.