España anunció que un hacker que dirigía una organización de cibercriminales, a la que acusan de robar más de 10.000 millones de dólares en bancos de todo el mundo, fue capturado. 

Tras un operativo entre agencias de Estados Unidos, Europa y Asia, el hacker, identificado como Denis K quien estaba al frente de organizaciones como Carbanak y Cobalt, fue detenido en Alicante, España. 

Es un ciudadano ucraniano de 34 años que habría robado más de 10.000 millones de dólares en bancos de todo el mundo infiltrándose en sus sistemas informáticos por medio de intrincadas movidas.

Este cibercriminal, que se presentaba como un ‘Robin Hood’, asegurando que solo robaba entidades bancarias, que consideraba verdaderas organizaciones criminales, solo tenía que espichar un botón para desvalijar cajeros automáticos, incluso los que se encontraban a kilómetros de distancia.

De hecho, conformó una red de mulas que se encargaban de retirar el dinero de las máquinas y luego se lo giraban encriptomonedas.

Aunque su fortuna era monumental, vivía de forma austera junto a su familia.