La justicia de Ecuador condenó en ausencia al expresidente Rafael Correa a una pena de ocho años de cárcel por un caso de corrupción durante su gobierno (2007-2017), informó la Fiscalía este martes.

El exmandatario, radicado en Bélgica, fue sentenciado a «8 años de pena privativa de la libertad» junto a otras 17 personas por el delito de cohecho, señaló el órgano acusador en Twitter.

Correa cuestionó el fallo de primera instancia.

«Conozco el proceso y lo que dicen los jueces es MENTIRA. No han probado absolutamente NADA. Puro falso testimonio sin pruebas», dijo el expresidente a través de su cuenta en Twitter.

La justicia encontró responsable a Correa y a excolaboradores de un esquema de sobornos a empresas a cambio de contratos, en las que en su momento fue mencionada Odebrecht, aunque la Fiscalía se abstuvo de investigar a la firma brasileña.