El rey Carlos III, primogénito de Isabel II y su sucesor en el trono británico, ha abandonado el castillo de Balmoral y aterrizó este viernes en la base militar de Northolt, al oeste de Londres.

Ataviado con traje negro y con gesto sombrío, Carlos III junto a su esposa, la ahora reina consorte Camila, salieron en la parte trasera de un vehículo de la residencia escocesa en la que ayer falleció su madre a los 96 años.

Le recomendamos leer: Carlos III, al mando de Reino Unido: los grandes cambios que se aproximan para la Familia Real

El nuevo monarca y su esposa pasaron la noche en el castillo y Carlos estuvo, según los medios locales, junto a su madre cuando esta murió después de haberse deteriorado su estado de salud.

Se espera que Carlos III se reúna con la dirigente “tory”, Liz Truss, a su llegada a la capital, así como con el conde mariscal, Edward Fitzalan-Howard, la persona encargada de preparar la proclamación y el funeral de su madre, a fin de aprobar el calendario programado para los próximos días.

En video: Profesor agredió a un niño en un colegio de Bogotá: lo tomó del brazo y lo arrastró

Por la tarde, Carlos se dirigirá a la nación por primera vez en un discurso televisado, en el que rendirá tributo a su madre y se comprometerá a ejercer sus funciones como nuevo soberano del país. Está previsto que el rey se dirija a la nación a las 17:00 GMT.

Para este sábado está previsto, a falta de confirmación, su proclamación oficial por el llamado Consejo de Acceso, aunque su coronación podría todavía demorarse meses.