El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, advirtió que los casos diarios globales de COVID-19 están volviendo a subir tras siete semanas de descensos, algo que atribuyó a que algunas sociedades han bajado la guardia frente al virus.

“Estamos trabajando para entender mejor estos incrementos en transmisión, aunque en algunos casos se debe a una relajación de las medidas de salud pública, unido a la circulación de nuevas variantes (del virus) y a que la gente ha bajado la guardia”, afirmó el experto etíope en rueda de prensa.

Se trata de una tendencia “decepcionante pero no sorprendente”, señaló el director general, quien indicó que la gráfica ascendente se repite en Europa, América, Oriente Medio y el sur de Asia, siendo África y Asia Oriental las únicas excepciones.

Tedros subrayó asimismo que “las vacunas ayudarán a salvar vidas, pero si los países sólo confían en ellas se están equivocando”, ya que deben mantenerse las medidas de precaución que se pusieron en marcha en todo el mundo el año pasado, antes de que existieran fármacos de inmunización.

Publicidad

Esas medidas son, recordó Tedros, “hacer pruebas, aislar y rastrear casos, llevar a cabo cuarentenas y tratamientos”, mientras que cada ciudadano sigue teniendo que “evitar sitios concurridos, mantener distancia física, lavar sus manos, llevar mascarilla y ventilar los recintos”, insistió.

“Estamos en una crisis global que requiere una respuesta global consistente y coordinada”, resumió Tedros.

En los últimos días se han superado los 400.000 casos diarios de COVID-19 en el planeta, cuando el pasado 16 de febrero se bajó a unos 220.000, la cifra más baja en casi medio año.