Un plazo de una hora tienen los proveedores de Internet, como Facebook, Twitter y Youtube, de retirar los contenidos de carácter terrorista, según la petición de la Comisión Europea, CE, luego que las autoridades policiales y Europol hayan alertado de ellos.

La petición figura entre las recomendaciones del Ejecutivo comunitario para combatir los contenidos ilegales online.

El Ejecutivo comunitario hace la petición «por el grave riesgo a la seguridad que plantean», pero no en el resto de casos considerados ilegales, como los mensajes de incitación al odio y la violencia, los materiales de abuso sexual infantil o los vinculados con falsificación de productos.

Las recomendaciones de Bruselas se dirigen tanto a las empresas como a los Estados miembros, a quienes les pidió informar cada tres meses de la información relativa a la eliminación de contenido terrorista y en seis meses del resto de contenidos ilegales.

Asimismo, la Comisión considera que los contenidos ilegales en internet «siguen siendo un problema grave para la seguridad de los ciudadanos y empresas, dañando la confianza en la economía digital», por lo que se analiza legislar en este ámbito.