Unos 210.000 fieles asisten este miércoles a la misa masiva que el papa oficia en el aeropuerto Maquehue, en la ciudad chilena de Temuco, una cifra sensiblemente inferior a los 400.000 que tenía prevista la organización.

La misa de Temuco es la segunda celebración del pontífice en su viaje a Chile, que comenzó la noche del pasado lunes y concluirá mañana en la ciudad de Iquique, desde donde partirá hacia Perú, destino final de su sexta gira pontificia por Latinoamérica.

Jorge Bergoglio ofició ayer en el Parque O’Higgins de Santiago una misa a la que asistieron unos 400.000 fieles. Según la organización, esta será la que convoque a la mayor cantidad de personas, pues en la ciudad vive más de un tercio de la población total del país.

Temuco, en la capital de la región de La Araucanía, es el epicentro del llamado conflicto mapuche, que enfrenta a comunidades de esta etnia originaria con el estado chileno por la reivindicación de sus tierras ancestrales.

Además de la misa, Francisco tiene previsto reunirse este miércoles con algunos representantes sociales para conocer de cerca la problemática de la región.

La Araucanía, la región más pobre de Chile y con mayores índices de desempleo, es además la que concentra el mayor número de fieles evangélicos.