Récord de nuevos casos diarios, camas críticas ocupadas al 95 %, aumento de la circulación de las variantes brasileña y británica y la capital en un confinamiento total. La segunda ola no da tregua en Chile y pone al país al borde del colapso hospitalario, pese a su exitoso proceso de vacunación.

Las autoridades sanitarias anunciaron que los 14 barrios de Santiago que hasta ahora tenían libertad de movimiento entre semana entrarán en cuarentena total este sábado, con lo que los 7 millones de capitalinos estarán encerrados de manera indefinida, con todos los comercios cerrados, menos los de primera necesidad.

A Santiago, se suman otras zonas del norte y sur del país, por lo que cerca de 16 de los 19 millones de chilenos (el 80 % de la población) estarán en cuarentena.

“ÚLTIMO ESFUERZO”

“Estamos viviendo una situación preocupante y requerimos un último esfuerzo”, reconoció en rueda de prensa el ministro de Salud, Enrique Paris.

Publicidad

Según un estudio de la Universidad de Chile, la Universidad Católica y la Universidad de Concepción -tres de las más prestigiosas del país-, los nuevos casos han aumentado un 69,8 % en las últimas cuatro semanas y la ocupación de camas de cuidados intensivos alcanza el 94,8 % a nivel general, con un 67,2 % de ocupación por pacientes covid-19.

En las últimas 24 horas se registraron 7.023 nuevos casos, el segundo récord más alto de toda la pandemia tras los 7.084 del pasado sábado, y 122 muertos, con lo que el balance total en un año asciende a 954.762 infectados y 22.524 decesos.