El gobierno chileno concretó este jueves la expulsión de 51 colombianos que tenían antecedentes penales, informó el ministro del Interior y Seguridad, Andrés Chadwick.

Los expulsados «están siendo repatriados a su país de origen, en este caso a Colombia», dijo el ministro, al anunciar la inédita expulsión en grupo.

Con antecedentes penales o condenas tanto en Chile como en Colombia, los colombianos fueron trasladados hasta su país de origen en un avión de la Fuerza Aérea de Chile.

«Por primera vez y para efectos de poder hacer una expulsión que sea ordenada y que nos genere el menor gasto fiscal, es que se ha hecho a través de un grupo y en un avión de la Fuerza Aérea de Chile que va directamente a Colombia y regresa mañana», explicó el ministro.

De los 51 expulsados, 32 estaban cumpliendo condena y fue la justicia la que decidió su expulsión, mientras que en el caso de los 19 restantes su salida del país se debió a «una orden administrativa» del Gobierno chileno, ya que se encontraban en situación migratoria irregular y tenían antecedentes penales.