Los expertos chinos y de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que investigaron en Wuhan (centro de China) el origen del COVID-19 anunciaron este martes que no identificaron la especie animal que pudo ser responsable de transferir el virus a los seres humanos.

La transmisión desde un animal es probable, pero «no se ha identificado aún», dijo Liang Wannian, jefe del grupo de científicos chinos, durante una rueda de prensa.

Publicidad

De igual manera, aseguró que «no hay suficientes pruebas (…) para determinar si el Sars-Cov-2 se propagó en Wuhan antes de diciembre de 2019», dijo Wannian.

La teoría de que el COVID-19 pudo generarse en un laboratorio de la ciudad china de Wuhan (centro) y expandirse debido a un error es «extremadamente improbable».

«La hipótesis de un accidente en un laboratorio es exremadamente improbable para explicar la introducción del virus en el hombre», dijo Peter Ben Embarek.

«De hecho no forma parte de las hipótesis que sugerimos para estudios futuros», agregó, restando importancia a una declaración del expresidente estadounidense Donald Trump, que acusó al instituto de virología de Wuhan de haber dejado escapar el virus, de forma consciente o involuntariamente.