Informaciones recopiladas por la cadena NBC News probarían que el coronavirus ya existía desde antes de diciembre pero el gobierno chino lo ocultó pese a que los servicios sanitarios de Wuhan, el epicentro de la pandemia, ya estaban colapsados desde noviembre de 2019.

La cadena de televisión norteamericana que tuvo acceso a documentos confidenciales que probarían que el coronavirus ya existía desde antes de diciembre y el régimen lo ocultó hasta el 31 de ese mes, cuando Pekín le informó a la Organización Mundial de la Salud que una nueva cepa viral había nacido en aquella ciudad pero mintió al asegurar que ya estaba bajo control y sin ninguna posibilidad de que fuera a expandirse más allá de la provincia que la contenía.

NBC News tuvo acceso a documentos clasificados de agencias de inteligencia estadounidenses que contaban con datos e imágenes satelitales acerca de un colapso en el sistema sanitario de Wuhan desde noviembre, cuando supuestamente ya se evidenciaba un incremento sostenido de pacientes con dificultades respiratorias avanzadas en los centros de salud de aquella ciudad.

De hecho, el primer caso confirmado y estudiado como novedoso, de acuerdo al South China Morning Post fue el 17 de noviembre, pero como el virus tarda al menos 14 días en manifestarse podría haber circulado entre personas asintomáticas durante un largo tiempo hasta comenzar a expandirse por la población de Wuhan.

Las primeras víctimas del ocultamiento que hizo Beijng sobre el nuevo brote y quienes se vieron imposibilitados de obtener la información necesaria para proteger sus vidas. Y solo fue hasta el 23 de enero, casi tres meses después de que surgieran los primeros casos, que el ejecutivo de Xi Jinping ordenó el aislamiento absoluto de Wuhan, aunque ya era tarde porque el virus había comenzado a expandirse al resto del planeta.