Científicos de un laboratorio chino relacionado con el brote de coronavirus, según los informes, revelaron que fueron mordidos mientras recolectaban muestras en una cueva llena de murciélagos.

Un investigador del Instituto de Virología de Wuhan (W.I.V) afirmó que los colmillos atravesaron sus guantes de goma «como una aguja», dejándolo salpicado de sangre.

Según el portal The Sun, un video también muestra, al parecer, a científicos trabajando sin guantes y máscaras en una aparente violación de las reglas de seguridad de la OMS.

Además, estas afirmaciones se dan tras revelarse que el «paciente cero» desapareció del laboratorio de Wuhan al comienzo del brote de COVID-19 y sigue desaparecido a pesar de una búsqueda de un año.

Las afirmaciones crearon un vínculo entre la pandemia y el W.I.V. (que alberga enfermedades zoonóticas de murciélagos) y generó temores de que el virus se filtró accidentalmente durante los experimentos.

Publicidad

El narrador señala el hecho de que los murciélagos pueden portar una variedad de virus potentes, informa el Taiwan Times.

Muchos expertos temen que el coronavirus podría haberse propagado desde otro laboratorio chino que albergaba a 600 murciélagos que atacaron y «orinaron» a los científicos.

Un investigador del Centro para el Control de Enfermedades de Wuhan (WCDC) que fue orinado también tenía sangre de murciélago en la piel y se vio obligado a ponerse en cuarentena, afirmó una revista académica.

El Departamento de Estado de EE. UU. dice que China ha impedido que los investigadores entrevisten a investigadores en Wuhan, «incluidos aquellos que estaban enfermos en el otoño de 2019».

Las acusaciones de encubrimiento por parte del Gobierno chino han sido rechazadas repetidamente.

Click acá para ver el video