Como consecuencia de una falla en el sistema de planificación de vuelos, miles de pasajeros se vieron afectados este lunes por los numerosos retrasos que se registraron en los principales aeropuertos de Estados Unidos como Chicago, Nueva York, Boston, Texas, Miami y Atlanta.

Aerolíneas como United, JetBlue, American Airlines y Delta, fueron algunas de las que se vieron mayormente afectadas por el error que, según la Administración Federal de Aviación, impidió que las compañías pudieran obtener información y actualización de los vuelos.

Sin embargo, poco después de que las aerolíneas informaran sobre los percances que dejó el daño técnico, las autoridades aeroportuarias informaron que la situación se normalizó.

Valentina Sperber Mantilla