En los últimos días los videos de la periodista de CNN, cadena de noticias norteamericana, Clarissa Ward sobre su cobertura de la toma de Kabul por parte de los talibanes, se han hecho virales en todo el mundo. La mujer de 41 años ha reportado los delicados acontecimientos que han sucedió en Afganistán.

Aunque su popularidad se ha visto aumentada en los últimos días por los hechos sucedidos en el país del oriente medio, cuenta con amplia experiencia como periodista, y ha trabajado para los principales medios del mundo. Además, no es la primera vez que cubre en una zona de conflicto bélico o que su vida está en peligro.

Clarissa Ward nació en Nueva York, se graduó con honores de la Universidad de Yale y de obtener un doctorado honorario en letras de Middlebury College. Inició trabajando como asistente de producción nocturna en FOX News en 2003. Posteriormente, pasó por ABC News, CBS, para finalmente llegar a CNN.

 

Le puede interesar: Matrimonio antivacuna murió dejando a cuatro hijos huérfanos: la madre hace una petición antes de morir

 

A lo largo de su carrera Ward ha cubierto acontecimientos tan importantes como la captura de Saddam Hussein, además de su posterior juicio y ejecución; la guerra israelí-libanesa, los atentados de Bikfaya, el levantamiento sirio y la guerra en Afganistán, han sido algunos de sus destacados cubrimientos periodísticos.

En cuanto a premios, Ganó siete premios Emmy, dos George Foster Peabody, un Alfred l. duPont-Columbia, dos Edward R. Murrow, los honores por parte de la Asociación de Corresponsales de Radio y Televisión y el diploma por Excelencia en Reportes Internacionales, entre otros. Además, en 2019 fue nombrada Periodista/Corresponsal del año por la asociación Gracie.

En 2020 publicó su primer libro en el que narra sus experiencias como corresponsal en Rusia, China, Siria, Egipto, Irak, Líbano y Afganistán.

 

Vea también: El video selfie de un afgano que intentó huir de los talibanes sobre el ala de un avión en Kabul

 

En los últimos días una imagen de Clarissa Ward, que supuestamente ilustraba los cambios que significan la irrupción de los talibanes al poder se volvió viral, sin embargo, ella misma tuvo que salir a aclarar dicha imagen.

En la primera foto se le ve con la cara y el pelo descubierto, y en la segunda foto, del día en que los talibanes tomaron el poder, se la ve cubriendo desde la calle con el pelo y el cuello cubiertos en su totalidad.

 

 

“Este meme es inexacto. La foto superior está dentro de un recinto privado. La parte inferior está en las calles de los talibanes en Kabul. Siempre usé un pañuelo en la cabeza en la calle en Kabul anteriormente, aunque no con el pelo completamente cubierto y abbaya. Así que hay una diferencia, pero no tan marcada”, aclaró la periodista en su cuenta de Twitter

 

Conozca más: Detienen al hombre que desató amenaza de bomba cerca del Congreso de EE. UU.

 

Lo que si afirmó fue que tras la llegada de los talibanes tomo medidas extra, y por seguridad, frente a su vestuario en la calle.

Por otra parte, en las últimas horas, mientras cubría cerca al aeropuerto de Kabul, un grupo de talibanes se acercó a su productor con intenciones de agredirlo a él y a sus colegas, pero otro talibán intercedió al darse cuenta que eran periodistas.

Así mismo, mientras caminaba por las calles, un hombre con un “látigo casero” comenzó a amenazarla para que se cubriera la totalidad de la cara si quería seguir estando en esa zona sin tener problemas

“He cubierto todo tipo de situaciones locas, pero esto fue un caos, esto fue realmente una locura. Es muy peligroso y completamente impredecible. Honestamente, para mí es un milagro que más personas no hayan resultado heridas de gravedad”, afirmó la reportera.