Una estudiante de la universidad Utah, de Estados Unidos, hizo una particular creación dedicada a los alumnos que deseen liberar el estrés en época de exámenes.

Se trata del Cry Closet o armario para llorar. Su creadora es una estudiante de cerámica y escultura, quien motivada por el estrés y la ansiedad que genera el periodo de exámenes, decidió crear un espacio aislado para deshacerse de estas emociones por unos minutos.  

El cubículo está forrado en negro por dentro y está lleno de animales de peluche, ideales acompañar un momento de llanto. 

Para ingresar hay que cumplir las siguientes reglas: tocar antes de entrar, ingresar de uno en uno, permanecer máximo 10 minutos y apagar la luz antes de salir.

La creadora confesó que años atrás escapaba a los baños para desahogarse, por lo que inventó el armario para que fuera una nueva alternativa.