Amelie Osborn-Smith, una joven británica de 18 años de edad, fue víctima de uno de los momentos más dramáticos de su vida.

La adolescente se encontraba junto a un grupo de amigos en Zambia haciendo balsismo, una actividad que consiste en recorrer río abajo en dirección de la corriente.

En un momento determinado, un cocodrilo sorprendió a Amelie, quién se encontraba con las piernas colgando fuera del bote. El gran reptil logró morder la pantorrilla de la chica, la arrastró por el agua y estuvo a punto de hacerle el popular ‘giro de la muerte’.

También puedes leer: Conmovedora historia: Terminó la primaria a los 92 años y se graduará de bachiller a los 95

Sin embargo, uno de sus amigos de excursión logró salvarla al tirarse al agua y “golpear varias veces al animal en el lomo” hasta soltarla.

“Un amigo se sumergió en el agua y comenzó a golpear al cocodrilo con furia. Luego, otros saltaron para ayudar. Era un caos. Había sangre y gente golpeando por todos lados. Tiene suerte de estar viva.” declaró uno compañero de Amelie para un medio local.

Conoce más: Cae en Alemania ‘la Diabla’, una de las delincuentes más buscadas por España y la Europol

Su padre, Brent, declaró que su hija “está bastante mal en este momento”. También comentó que hay dos problemas para el regreso de la chica a casa: el primero es que Amelie corre un riesgo enorme de infección en la pierna, “que está bastante dañada”.

El segundo tiene que ver con Zambia, país donde la joven estuvo de excursión, puesto que fue incluido por Reino Unido en la lista roja  por COVID.