Casi tan rápido como se extendió la noticia que el presidente de EE.UU., Donald Trump, había contraído la COVID-19 se ha propagado también la fama del cóctel experimental de la farmacéutica Regeneron que le han administrado y que ahora él ha prometido aprobar de emergencia y suministrar gratis a los estadounidenses.

El cóctel en investigación REGN-COV2, desarrollado por la farmacéutica Regeneron ha pasado ya por las fases 1, 2 y 3 de ensayo y ha sido probado en 275 pacientes, todos con COVID-19 confirmada por una prueba de laboratorio, según los datos preliminares difundidos por la compañía en un comunicado el pasado 29 de septiembre.

Publicidad

Vea también: Egan Bernal tampoco estará en la Vuelta a España

De acuerdo con la farmacéutica, el REGN-COV2, cuyo desarrollo y fabricación ha sido financiado con fondos federales de EE.UU., «es una combinación de dos anticuerpos monoclonales, diseñado específicamente para bloquear el poder de infección del SARS-CoV-2».

El cóctel experimental reduce carga viral, según primeros datos de la farmacéutica

Al dar a conocer los primeros datos del ensayo, Regeneron indicó que el cóctel en investigación «reduce la carga viral y el tiempo para aliviar los síntomas en pacientes no hospitalizados con COVID-19», además mostró «tendencias positivas en la reducción de visitas médicas».

Los participantes se dividieron en tres grupos: uno que recibió (al igual que Trump) una dosis única de 8 gramos, considerada la más alta; otro al que le fue suministrada una infusión de 2,4 gramos; y un tercero al que se le dio un placebo.

«El mayor beneficio del tratamiento fue en los pacientes que no habían montado su propia respuesta inmune efectiva, lo que sugiere que el REGN-COV2 podría proporcionar un sustituto terapéutico a la respuesta inmune natural», explicó el presidente y director científico de Regeneron, George D. Yancopoulos.

Conozca más: «Sr. vicepresidente, estoy hablando»: grandes momentos del debate Pence-Harris

En otras palabras, los pacientes con ausencia de anticuerpos contra el virus o con niveles virales más altos tuvieron mayores beneficios en el alivio de los síntomas, con una media de tiempo de 13 días, que varió entre ocho para los pacientes con la dosis más alta y seis con la más baja.