Una niña de ocho años fue expulsada de su colegio cristiano tras confesar que le gustaba una de sus compañeras, según relata su madre, Delanie Shelton.

El hecho ocurrió en una escuela privada en Oklahoma, Estados Unidos, donde al parecer echaron a la pequeña Chloe y su hermano de 5 años, Oliver, por esa razón.

La madre de la estudiante contó que recibió una llamada el pasado 21 de enero, en la que le pedían recoger a su hija después de un “incidente en el patio de recreo”.

La mujer acudió a la primaria Rejoice Christian School, donde habló con la subdirectora Kelli Owens, quien le preguntó qué pensaba de que “a las chicas le gusten las chicas”.

Shelton afirmó a NBC News que fue sincera y le dijo: “creo que está bien que a las chicas les gusten las chicas”, una respuesta que habría molestado a la directora, Rita Woolf.

Foto de Delanie Shelton (izquierda) y Chloe – Fuente: Advocate

Luego, a la madre se le preguntó dónde fue que Chole aprendió “la palabra gay”, a lo que la madre respondió que las parejas homosexuales están representadas en programas de televisión para niños. “A menos que protejas por completo a tus hijos, es solo parte de la vida”.

 

 

La pequeña Chloe tuvo que volver a casa, donde llorando le contó a su mamá que una maestra le dijo: “La Biblia dice que solo puedes casarte con un hombre, y solo puedes tener hijos con un hombre, y que a las niñas les gusten las niñas es un pecado (…) no está bien a los ojos de Dios”.

“Me preguntaba si Dios todavía la amaba y si estaba equivocada”, añadió Shelton mientras recordaba que ese momento fue desgarrador.

En la entrevista con NBC, la madre de Chloe lanzó una crítica al colegio: “se supone que deben enseñar específicamente el amor, la gracia y el perdón de Dios, y no importa qué, hacerle una pregunta a una niña de 8 años si Dios la ama no está bien”.

 

 

Medios estadounidenses consultaron al superintendente Joel Pepin, quien le comunicó a Shelton que la niña fue expulsada porque las creencias de su familia no se alineaban con las del centro educativo.

Ante las solicitudes de información por la salida de Chloe, Pepin emitió una declaración que señalaba: “Debido a la privacidad y otros factores, es política de la escuela abstenerse de comentarios públicos sobre cualquier estudiante o familia en particular”.

 

 

Por ahora, la madre confirmó que ya inscribió a Chloe y Oliver en una nueva, agradeciendo el apoyo recibido tanto a nivel local como nacional.

“Simplemente la hizo sentir mucho más cómoda siendo ella misma y sabiendo que Dios todavía la ama y todas estas personas que ni siquiera la conocen la apoyan y la aman también”, agregó Shelton.

Aunque la familia no ha emprendido acciones legales, la madre no descarta esa posibilidad en un futuro cercano.