El fabricante de automóviles francés Renault planea suprimir unos 15.000 empleos en el mundo, de los cuales 4.600 en Francia, como parte de un plan de ahorro de 2.000 millones de euros (unos 2.200 millones de dólares) en tres años, informaron el jueves fuentes próximas coincidentes.

El proyecto, que será anunciado públicamente el viernes, fue comunicado el jueves a los sindicatos con representación en la empresa. El plan prevé en principio jubilaciones anticipadas, medidas de movilidad interna o reconversión, indicaron esas fuentes a la AFP.

Renault reducirá su capacidad de producción mundial de 4 millones de vehículos a unos 3,3 millones.

Según las fuentes consultadas, el plan de ahorros de 2.000 millones de euros se repartirá en «un tercio en producción, un tercio en ingeniería y un tercio en gastos de estructura, márketing y distribución».