Un condenado por violar a su hijastra de 5 años, fue hallado muerto en una celda de la Penitenciaria Estatal de Cruzeiro de Oeste (PECO) en Brasil.

El sujeto fue identificado como Alex Sandro de Souza Mota, de 30 años, y quien estaba condenado a 25 años de prisión por violación y pedofilia.

Lo particular del caso es que el Souza Mota fue encontrado sin su corazón ni sus genitales.

 

Te puede interesar: ¿Karma?: Dos carros atropellan a ladrón que se robó un celular y salió corriendo

 

 

Según la prensa local, uno de los asesinos sería un preso con el que compartía celda.

Además, aseguran que no hay rastro del corazón de la víctima y que sus genitales estaban en su propia boca.

El delegado de la investigación Izaías Cordeiro de Lima, detalló que el cuerpo del hombre presentaba cortes en el cuello y otras heridas de gravedad.

 

En video: Sensación por un joven que se tatúo su certificado de vacunación en el brazo

 

“En la celda de PECO, uno de los detenidos asestó el primer golpe en el cuello a la víctima y acabó provocando una hemorragia y se dio cuenta de que posiblemente lo había matado”, declaró Cordeiro de Lima a la prensa local.

Asimismo, el asesino “acostó a la víctima en una cama y comenzó a hacer algunos cortes para extraer el corazón y también le quitó el pene, colocándolo en la boca de la víctima”, agregó Cordeiro.

Supuestamente, el preso que dio el primer golpe tiene 22 años y aceptó el crimen justificando que “escuchó voces que le decían cómo proceder y dónde cortar”.

 

Mira además: La historia de Matías Fernández, una de las 60 personas en el mundo diagnosticadas con una extraña enfermedad

 

 

Tras el asesinato contra Alex Sandro de Souza Mota, los reclusos implicados limpiaron rápidamente la escena del crimen para tratar de borrar la evidencia.

El cuerpo de Souza Mota fue enviado a una autopsia, mientras que las autoridades involucraron a los sospechosos, que podrían recibir una condena adicional por el macabro hecho.