Una mujer afroamericana fue condenada a quince años de cárcel, luego de que el crimen que cometió en el año 2018 fuera considerado como de odio. Laquisha Jones había atacado con un ladrillo a un anciano hispano mientras este realizaba su caminata habitual en Willowbrook, en el sur de Los Ángeles.

Jones, de 30 años, fue sentenciada luego de no refutar los cargos por abuso de un anciano con el agravante el uso de un arma letal.

El hombre afectado, el 4 de julio del año pasado, fue Rodolfo Rodríguez y en la actualidad tiene 92 años. Tras la agresión quedó tendido en la acera con heridas en el rostro y varias costillas rotas, cuando fue ayudado por un transeúnte.

Según información del caso, Rodríguez al pasar junto a Jones y a su hija, fue víctima de la ira de la mujer, quien lo insultó y seguidamente lo tumbó al piso y lo atacó con un ladrillo, mientras gritaba frases racistas.

El caso se conoció gracias a un video que se compartió por redes, grabado por una vecina, donde se veía a la víctima con el rostro visiblemente magullado y con rastros de sangre. La testigo también logró tomar una fotografía donde supuestamente aparece Jones con un ladrillo en la mano, aseguró que mientras la mujer atacaba al anciano le gritaba «vuélvete a tu país, vuélvete a México».