“Nos leía el Kamasutra y decía que quería ser mi novio”, cuenta una de las menores que fueron abusadas por su abuelo de 66 años, hoy condenado por la justicia a 12 años de cárcel.

El aberrante acto contra las infantes fue perpetrado por un docente jubilado en Argentina, quien fue hallado culpable por violar a sus dos nietas de tan solo 9 y 12 años de edad.

El padre biológicos de las niñas también fue denunciado por el mismo delito, pero en estos momentos está prófugo.

Vea también: Brutal golpiza a un adulto mayor en plena calle provoca indignación en redes

Según las pruebas de los entes judiciales, los hechos de abuso sexual por parte del adulto mayor se dieron en marzo de 2017, cuando la mamá de una de las víctimas se enteró de lo que estaba pasando.

Precisamente, una de las pequeñas le dijo a la progenitora lo que les hacía su abuelo y padre, por lo que no dudó poner la denuncia antes las autoridades.

Publicidad

Entre los aberrantes actos que cometía el adulto mayor, medios locales señalan que le leía a las menores de edad el Kamasutra antes de irse a dormir.

La madre denunciante trató de retractarse antes de que empezara el debate oral por el caso, pero después declaró como testigo, explicando que estuvo a punto de hacerlo por miedo. Al parecer, su expareja y papá de las niñas las había amenazado.

Según medios locales como TN, las pruebas en el juicio fueron tan contundentes, que el fallo contra el anciano abusador fue unánime.

Le puede interesar: Presunto borracho al volante provocó amputación a una persona y huyó del lugar

Sin embargo, la fiscal Alejandra Del Río Ayala señaló que “el monto de la pena no se ajusta” a lo que solicitó el ente acusador.

“Más aún teniendo en cuenta lo probado en el juicio y que las víctimas son dos niñas muy pequeñas que fueron abusadas por su abuelo durante al menos tres años“, agregó la funcionaria.

Por su parte, el fiscal Matías Broggi dijo que el hombre “fue condenado como autor de abuso sexual gravemente ultrajante calificado, por haber sido cometido por un ascendiente y por estar encargado de la guarda de las víctimas”.