La Justicia de Brasil condenó este jueves a 19 años y 4 meses de prisión al médium Joao Teixeira de Faria, conocido como Joao de Deus, por crímenes sexuales cometidos contra cuatro mujeres durante las sesiones que realizaba en su centro espiritual, informaron fuentes oficiales.

La sentencia, referente a la primera denuncia formalizada por la Fiscalía, fue proferida por la jueza del caso, Rosangela Rodrigues, en la ciudad de Abadiania, en el estado de Goias (centro-oeste), después de que la magistrada consideró que Joao de Deus realizó las cuatro violaciones de las que se le acusa.

Dos de las víctimas, según informó el Tribunal de Justicia de Goias, fueron abusadas sexualmente durante una consulta espiritual conjunta, en la que ambas estaban presentes, mientras que las otras dos mujeres fueron violadas durante procedimientos individuales.

Todos los cuatro episodios tuvieron lugar entre abril y octubre de 2018.

El curandero, de 77 años y uno de los más famosos de Brasil, está recluido en una cárcel de la región metropolitana de Goiania, la capital regional de Goias, hace poco más de un año, tras ser acusado de haber cometido abusos sexuales contra al menos 335 mujeres.

«La sentencia salió hasta ahora, no porque (Joao de Deus) cumpla un año de prisión, sino debido a la complejidad del caso. No había cómo hacerla en un plazo menor», destacó la magistrada al frente del caso a los periodistas.

La jueza explicó además que calculó la pena teniendo como base los requisitos previstos en el código de proceso penal y que el único atenuante aplicado en la sentencia fue el hecho de que el médium ya tiene más de 70 años.

Publicidad

Joao de Deus responde a otras 10 acusaciones por delitos sexuales, una por falsedad ideológica y una por corrupción, además de ya haber sido condenado por posesión ilegal de armas el pasado noviembre.

Según indicó Rodrigues, los próximos juicios no deberán obedecer al mismo orden cronológico de denuncias recibidas, ya que muchas de las víctimas residen en otros estados y deben prestar sus declaraciones a distancia, lo que alarga el proceso.