Una mujer de 20 años se amenazaba a sí misma desde diferentes cuentas falsas de Instagram, que ella creaba para incriminar a su exnovio, fue condenada a 10 meses de prisión por un tribunal de Liverpool en el Reino Unido.

La joven fue identificada como Courtney Ireland-Ainsworth, sin embargo su exnovio, Louis Jolly, no entiende los comportamiento de su expareja ya que según él su relación, de dos años, terminó de manera aceptable.

Jolly de 22 años había sido arrestado en seis ocasiones y pasó 81 horas bajo custodia luego de que su exnovia lo denunciara diez veces por supuesto acoso entre julio y diciembre de 2020.

En ese intento de culpar a su exnovio Ireland-Ainsworth creó 30 perfiles falsos de Instagram para enviarse mensajes amenazantes a su cuenta personal. La joven sostuvo que su exnovio realizaba grabaciones ilícitas, abusaba de ella e incluso amenazó con apuñalarla.

Sin embargo, los datos suministrados a las autoridades por Meta concluyeron que por lo menos 17 de los perfiles indicados por Ireland-Ainsworth utilizaban sus direcciones de correo electrónico y las direcciones de IP vinculadas a su casa y celular.