Un hombre fue condenado en China a siete años de prisión por haber quemado una caja de telecomunicaciones de fibra óptica en la vía pública, enfadado porque la conexión a internet era muy lenta.

Según las autoridades en junio el individuo volcó su frustración contra una caja de telecomunicaciones con el cableado de acceso a internet a la que prendió fuego.

Le puede interesar: La aterradora historia de una madre que asesinó a sus tres pequeños hijos porque estaban “dañados”

El hombre, de nombre Lan, había salido antes descontento de un cibercafé de la ciudad quejándose de la conexión lenta del internet.

Su acto provocó un corte de internet en casi 4.000 hogares y un hospital público entre 24 y 48 horas. El coste de los daños fue de casi 20.000 yuanes (2.850 dólares).

Por último, las autoridades pudieron identificar al sospechoso gracias al arma del crimen: un mechero.