Juan David Cuéllar es el conductor de aplicación que transportó a Debanhi Escobar en su vehículo la misma madrugada en la que se reportó su desaparición y, presuntamente, ser la última persona en ver a la joven con vida.

Cuéllar rompió el silencio y concedió una entrevista exclusiva para el noticiero local Fuerza Informativa Azteca Monterrey. En primer lugar, el chofer negó los señalamientos en su contra que lo acusaban de haber abusado sexualmente a Debanhi.

Cuéllar, quien tomó la última fotografía de la joven en medio de la llamada “Carretera de la Muerte”, entregó detalles de lo que ocurrió aquella madrugada en la que interactuó con Debanhi.

Debanhi me dice que avance, yo me espero y en eso pasan las amigas junto con otros chavos que estaban ahí en la fiesta, en otro carro (…) Lo que me comentó ella es de que eran malas amigas porque no la habían querido llevar”, sostiene Cuéllar en primer lugar, donde afirma que Debanhi se fue sola con él en el vehículo.

También puedes leer: Papa Francisco habla de las suegras, a las que les pide tener “cuidado con sus lenguas”

Según la versión que entrega el conductor, Debanhi “no estaba en sus cinco sentidos”, se puso a llorar y, posteriormente, le pidió un cable para poder cargar su celular.

“Me dice que me detenga y me detengo y me dice que la bajara ahí, pero le dije que no la podía bajar aquí, porque era un monte, continuó Cuéllar con su relato.

Tras el comportamiento “inusual” que Cuéllar vio en Debanhi, él decide “contactar a un compañero de trabajo para comentarle la situación” y “grabó un audio de Debanhi que le envió a ese compañero“.

“Mis papás merecen la verdad, la verdad… ¿Cuál verdad? Merecen la verdad?”, dijo Debanhi en su último audio, de acuerdo con la versión de Juan David.