La justicia argentina confirmó el procesamiento a la expresidenta y actual senadora Cristina Kirchner por la causa conocida como «los cuadernos de la corrupción», una trama de supuestos sobornos que involucra a decenas de empresarios y exfuncionarios.

La Cámara Federal consideró a Kirchner como jefa de una asociación ilícita y ratificó su procesamiento, que se llevará a cabo en un juicio oral, así como el pedido de prisión preventiva que ya había hecho el juez Claudio Bonadio y un embargo por un monto de 38 millones de dólares, según la resolución publicada por el Centro de Información Judicial.

Cristina Kirchner, la figura más popular de la fragmentada oposición, goza de fuero parlamentario. Hasta ahora, el Senado no ha tratado el pedido del juez Bonadio para retirarle la inmunidad.

Poco después de conocerse la decisión, Kirchner apuntó contra el gobierno del presidente Mauricio Macri.

«Digo yo: ¿Dónde se escribirán las sentencias? Todo a pedido y a medida de Macri», indicó en un mensaje de su cuenta de la red Twitter en la que también señaló a la alianza gobernante de centro derecha Cambiemos y al diario Clarín.

También, el bloque de diputados de su partido Frente para la Victoria cuestionó la resolución, al aseverar que «el macrismo lleva casi tres años usando a la Justicia adicta y a sus medios socios para intentar cercenar la libertad de Cristina Fernández de Kirchner, intimidarla y silenciarla. No lo van a conseguir».