El ébola ya está en Congo, la más convulsionada de las repúblicas de África, pero la cepa que allí se esparce es más letal que la que ha matado ya a 1.400 personas en sus países vecinos. Allí ya han muerto 70 personas por lo que se creía una gastroenteritis hemorrágica, pero que ahora se cree es una cepa más letal del virus de ébola.

La República Democrática del Congo donde en 1976 se identificaron casos del ébola, está nuevamente enfrentándose a este mortal virus. En dos días 13 personas han muerto, dos de ellas se ha confirmado que murieron por una nueva cepa de ébola que pone en jaque a las autoridades sanitarias que aún tratan de controlar el brote que apareció en marzo en África Occidental.

El ministerio de Sanidad del Congo blinda la localidad de Boende, porque 70 personas han muerto de gastroenteritis hemorrágica, pero ahora se apunta a que fueron víctimas de esta nueva cepa de ébola que según sus primeros registros puede ser más mortal que la que se enfrenta el resto de África.

Los médicos siguen llegando a Guinea, Liberia, Nigeria y Sierra Leona para atender con el suero experimental a los 2.757 infectados. En cinco meses ébola ha cobrado la vida de 1.427.

La Organización Mundial de la Salud realizará en las próximas horas una reunión de emergencia para tomar las medidas ante la presencia de una nueva cepa de ébola, empezar su análisis para saber cómo enfrentarla.

Mientras tanto todos los pasos fronterizos son custodiados para evitar que este brote sin precedentes se siga expandiendo.