El Congreso de Perú aceptó la renuncia presentada por el presidente Pedro Pablo Kuczynski en medio de una crisis política que se resolvería con la toma de juramento del vicepresidente, Martín Vizcarra, quien arribó al país sobre la una de la madrugada de hoy.

La aceptación de la carta de renuncia fue aprobada hoy con 105 votos a favor, 12 en contra y 4 abstenciones, luego de que la Junta de Portavoces legislativos acordara los términos que aceptan la dimisión y declarase la vacancia de la Presidencia de la República.

La resolución agregó que la mayoría de los legisladores «deplora y rechaza los hechos y calificativos que el señor Pedro Pablo Kucyznski esgrime en su carta de renuncia», puesto que «no admite que la crisis política actual que lo ha llevado a renunciar es consecuencia de sus actos».

«Por ese motivo, se acepta la renuncia y declara la vacancia de la Presidencia y, en consecuencia, aplíquense la normas de sucesión establecidas en el artículo 115 de la Constitución Política del Perú», concluyó.

Cabe resaltar, que Kuczynski presentó su renuncia presionado por el Congreso, luego de que fueron públicos unos videos y audios, donde algunos aliados políticos intentaban comprar el voto de un legislador opositor para impedir su destitución por sus vínculos con la constructora brasileña Odebrecht.

En su carta de dimisión, el saliente presidente afirmó que tomaba esa decisión debido al «clima de ingobernabilidad» que, según dijo, afecta y «no permite avanzar» a su país.

Denunció, además, la «grave distorsión del proceso político» causada por la difusión de los videos y audios que, según consideró, lo hacían «injustamente parecer como culpable de actos» en los que no había participado.