La actividad en la industria manufacturera de China se contrajo por segundo mes consecutivo en noviembre ante las duras restricciones y confinamientos.

Estas medidas son impuestas por las autoridades en respuesta a los rebrotes de la covid, que ya dejan cifras récord de contagios diarios en el país.

Le recomendamos leer: Tres migrantes sobrevivieron 11 días en timón de un buque para llegar a España

El índice gerente de compras (PMI, indicador de referencia del sector manufacturero) que publicó hoy la Oficina Nacional de Estadística (ONE) profundizó en su caída al pasar de los 49,2 puntos de octubre a los 48 en el undécimo mes del año.

El registro de noviembre es el segundo peor del año, tan solo superado por los 47,4 enteros que marcó en abril, cuando las autoridades confinaron importantes polos económicos como Shanghái debido a los peores rebrotes en dos años, provocados por la contagiosa variante ómicron.

Le puede interesar: Liberado “sin consecuencias” el hombre que entró con una bandera LGBTQ+ en el partido Portugal-Uruguay

De hecho, la marca está incluso por debajo de lo esperado por los analistas, que, si bien esperaban que se mantuviera en la zona de contracción, pronosticaban que se situaría en torno a las 49 unidades.

Los datos confirman de nuevo que 2022 está siendo un año para olvidar para las compañías manufactureras chinas: en los once meses del ejercicio, la actividad en el sector ha experimentado una contracción en siete.

Sheana Yue, analista de la consultora Capital Economics, destaca la caída de la demanda tanto a nivel nacional como internacional, siendo esta última un augurio de una bajada de las exportaciones a lo largo de los próximos meses.