El director del Centro de Educación sobre Vacunas del Hospital de Filadelfia (Estados Unidos), el doctor Paul Offit, advirtió los riesgos de contagiarse a propósito con la variante ómicron del COVID-19.

Según Offit, la idea de contraer la variante ómicron “está de moda”, pese a que esta se “propaga como el fuego”.

Tendrías que estar loco para tratar de infectarse con esto. Es como jugar con dinamita”, advirtió también el director del Instituto Havey para la Salud Global de la Facultad de Medicina Feinberg de la Universidad Norhwestern, el doctor Robert Murphy.

Para los expertos en salud, existen cinco razones fundamentales para no pensar en contagiarse con ómicron a propósito.

Te puede interesar: ¿Qué es el “abrazo de Macta”?, la enfermedad que azota a Barranquilla

1. Ómicron no es una gripa (síntomas)

La nueva variante del COVID-19 tiene la capacidad de producir fiebre intensa, dolor en el cuerpo, dolor de garganta e intensa congestión nasal.

Además, aquella persona que se infecte, corre el riesgo de quedar debilitada por varios días y hasta ir a parar a una unidad de cuidados intensivos.

2. Efectos del COVID-19 prolongado

Uno de los efectos más prolongados que podría sufrir la persona contagiada es la pérdida del olfato y/o gusto por varias semanas o hasta por seis meses o más.

Sin embargo, lo que más preocupa es la dificultad para respirar, los mareos, dolor muscular y los daños graves que puede generar el virus en los pulmones, el corazón y los riñones.

Mira también: El 2022 inicia con más de 28 millones de vacunados con esquemas completos

3. Mayor contagio a niños y vacunados

Las personas que sean portadoras de la variante ómicron fácilmente pueden pasar de contagiar desde 3 personas hasta 20, debido al alto contagio del virus.

Asimismo, se corre un gran riesgo a la hora de tener contacto con otras personas de contagiar tanto a niños, que, por temas de vacunación, aún no cuentan con su esquema completo, como a quienes ya estén vacunados.

4. Congestión al sistema de salud

Para los doctores Paul Offit y Robert Murphy, independientemente del país donde ómicron circule, si las personas bajan la guardia y se contagian, el sistema de salud se sobrecargará.

La variante del SARS-CoV-2 tiene la capacidad de llevar a las personas a una UCI y por ende “amenazar la salud pública”.

No importa si se está vacunado, la variante ómicron “puede infectar a cualquier persona”, señalan.

Mira además: Tras propagación de ómicron, aumenta demanda por vacunas

Foto: AFP

5. No desafiar un virus

Aunque gracias a los avances científicos y las vacunas contra el COVID-19, aún falta mucho camino para controlar por completo el virus.

Por ello los expertos aclaran que no es posible determinar con exactitud cuál sería el nivel de afectación del virus en una persona.

Finalmente, los doctores hicieron un llamado para que las personas busquen mantenerse sanos y no “desafiar a la madre naturaleza” ya que no todos los organismos responden de la misma manera contra el COVID-19 y sus variantes.