La contaminación del aire mató a 476.000 recién nacidos en 2019, especialmente en India y en el África subsahariana, según un estudio publicado en Estados Unidos.

El informe destaca la responsabilidad del humo tóxico que emana de los combustibles usados para cocinar en los hogares, en el 75 % de los casos.

Más de 116.000 bebés indios y 236.000 africanos subsaharianos murieron en el primer mes de su vida debido a la contaminación del aire, afirmó la organización State of Global Air 2020.

Según los autores del estudio, cada vez hay más pruebas que permiten vincular la exposición de las madres a la contaminación durante el embarazo con el riesgo creciente de que los bebés nazcan prematuramente o con un grave déficit de peso.

«Aunque hay una reducción lenta y constante de la dependencia de los hogares a los combustibles de mala calidad, la contaminación del aire que generan sigue siendo un factor clave en la muerte» de los bebés, declaró Dan Greenbaum, presidente del Health Effects Institute.

Publicidad

En total, la contaminación del aire causó 6,7 millones de muertos en el mundo en 2019, lo que la convierte en la cuarta causa de mortalidad en el mundo, indicó el estudio.