Las ciudades de Los Ángeles, Miami, Filadelfia, y Cincinnati, se sumaron a Minesota y también declararon en la noche de este sábado el toque de queda en sus respectivos territorios por las protestas y disturbios generados por la muerte del afroamericano George Floyd en una detención policial. Sin embargo no logran contener los incidentes.

En Indianápolis una persona murió y al menos otras dos recibieron disparos en el transcurso de las protestas que tuvieron lugar en el centro de la ciudad, explicaron las autoridades de la zona.

Los detenidos de las protestas que en muchos lugares van acompañadas de incendios de vehículos, rotura de escaparates de comercios, actos de vandalismo y saqueos se cuentan por centenares.

El toque de queda en muchas ciudades no ha servido para disuadir a los manifestantes como tampoco les ha aplacado la expulsión de los policías implicados, el arresto y procesamiento del agente Derek Chauvin quien presionó el cuello de Floyd con su rodilla, o el anuncio de Trump de la apertura de una investigación para determinar si se violaron sus derechos civiles.

VEA MÁS INFORMACIÓN EN EL VIDEO