En Estados Unidos se crearon en noviembre muchos más puestos de trabajo de lo esperado, a pesar de las medidas para ralentizar la actividad económica y contener la creciente inflación, mientras que el desempleo siguió estable.

El Gobierno informó que el mercado laboral sumó 263.000 empleos, mucho más de los 200.000 que estimaban los analistas, en tanto la tasa de desempleo se mantuvo en 3,7%, un nivel muy bajo.

Le recomendamos leer: Biden está dispuesto a hablar con Putin, pero solo para acabar la guerra en Ucrania

En octubre, se habían creado 284.000 puestos de trabajo, según datos revisados al alza, también publicados el viernes por el Departamento de Trabajo.

Por sectores, en noviembre se produjeron aumentos notables de empleo en el ocio y la hostelería, la atención de la salud y las administraciones públicas, sobre todo las locales.

El empleo disminuyó, por el contrario, en el comercio minorista y en el transporte.