Corea del Norte ensayó un “nuevo proyectil táctico guiado” de motor de combustible sólido, anunció la prensa estatal.

El jueves lanzó dos proyectiles desde su costa oriental, que según el primer ministro de Japón, Yoshihide Suga, eran misiles balísticos.

Pyongyang es objeto de múltiples sanciones internacionales por su programa de armamento, y varias resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU le prohíben expresamente desarrollar misiles balísticos.

Publicidad

Suele utilizar los ensayos de armamento para provocar tensiones, en un proceso cuidadosamente calibrado para hacer avanzar sus objetivos.

El presidente estadounidense, Joe Biden, dijo a la prensa que la resolución 1.718 de la ONU fue violada al ensayar “esos misiles en particular”.

Las autoridades norcoreanas han estado esperando su momento desde que la nueva administración llegó a la Casa Blanca, aunque oficialmente no reconoció su existencia hasta la semana pasada.

Estados Unidos está “consultando con nuestros socios y aliados”, dijo Biden el jueves, y advirtió a Corea del Norte que “habrá respuesta si eligen una escalada”. Será una “respuesta acorde”, precisó.

Biden también dijo estar “preparado para alguna forma de diplomacia” con las autoridades norcoreanas, pero “tiene que estar condicionada a que su resultado sea la desnuclearización”, agregó.

Los disparos fueron supervisados por el responsable Ri Pyong Chol, dijo la agencia oficial de prensa KCNA, en vez del líder Kim Jong Un.

Según la agencia de prensa, el ensayo fue un éxito ya que los dos proyectiles impactaron un objetivo a 600 kms en el Mar de Japón, conocido como el Mar Oriental en Corea.

KCNA aseguró que el arma podría llevar una carga útil de 2,5 toneladas, aunque evitó utilizar la palabra “misil” o “balístico”.

El ensayo ha confirmado la fiabilidad de un motor mejorado de combustible sólido, agregó la agencia.

Además de Biden, las condenas también vinieron de Alemania, Francia y Reino Unido que condenaron los ensayos como violaciones a las resoluciones del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.