Corea del Sur y EE.UU. realizaron maniobras conjuntas con cazas sobre el mar de Japón (llamado mar del Este en las dos Coreas) en respuesta a los lanzamientos de misiles que el régimen norcoreano llevó a cabo el pasado domingo.

Las maniobras incluyeron, por parte surcoreana, cazas furtivos de quinta generación F35, uno de los activos militares que más protestas suelen desatar por parte de Corea del Norte.

Le puede interesar: Cuatro de los cinco capturados por el asesinato del fiscal Marcelo Pecci aceptaron cargos

La fuerza aérea surcoreana también movilizó cazas F-15 y F-16, al tiempo que Estados Unidos aportó sus propios F-16, detalló un portavoz del Ministerio de Defensa en Seúl, que explicó que la demostración se ejecutó “en respuesta a las provocaciones llevadas a cabo por Corea del Norte el fin de semana”.

En total, unas 20 aeronaves participaron en estos ejercicios, que llegan apenas un día después de que los aliados dispararan ocho misiles balísticos de corto alcance (SRBM) del sistema ATACMS.

El ensayo de la víspera pretendía ser también una respuesta a los ocho misiles SRBM lanzados por Pionyang el domingo, en lo que supuso la mayor secuencia de lanzamientos en un solo ensayo por parte del régimen en este 2022.

Lea también: Gobierno anunció hallazgo de dos nuevas embarcaciones cerca del galeón San José

La prueba norcoreana tuvo lugar a su vez días después de que Seúl y Washington celebraran maniobras marítimas junto al archipiélago nipón de Okinawa que incluyeron la participación del portaaviones de propulsión nuclear USS Ronald Reagan.