La pandemia del coronavirus provocará un ‘crecimiento económico negativo’ en América Latina y el Caribe del 4,6 % este año, con las caídas más pronunciadas en Ecuador y México que verán contraer sus economías en un 6 %, según las previsiones del Banco Mundial (BM).

«Se prevé que el Producto Interno Bruto de la región de América Latina y el Caribe (excluyendo Venezuela) caiga un 4,6 % en 2020. Para 2021 se espera un retorno del crecimiento de 2,6%», indicó el último informe semestral de la Oficina del Economista en jefe del BM para la región, Martín Rama.

La actividad económica también caerá, aunque en menor medida, en Colombia, un 2 %; en Bolivia, -3,4 %; en Perú, -4,7 %; y en Chile, -3,3 %, según las proyecciones del BM.

Únicamente República Dominicana escapará a esta tendencia y no entrará en recesión, aunque se prevé que cierre 2020 con una crecimiento plano del 0 %.

El funcionario del Banco Mundial resaltó que «la pandemia del coronavirus está provocando un gran shock de oferta» por lo que «se prevé que la demanda de China y los países del G7 decaiga abruptamente, impactando a los países exportadores de materias primas en América del Sur y a los países exportadores de servicios y bienes industriales en América Central y el Caribe.

Al mismo tiempo, advirtió que «un colapso del turismo tendría un impacto muy severo en algunos países caribeños».

El BM informó que para ayudar a los más vulnerables a sobrellevar estas dificultades económicas, «los actuales programas de protección y asistencia social deben ampliarse rápidamente, así como también su cobertura».

Publicidad

También recomendó que los gobiernos asuman «la mayor parte de las pérdidas» y aseveró «la socialización de estas pérdidas podría demandar una participación accionaria en las instituciones financieras y en los empleadores estratégicos, a través de su recapitalización».

La pandemia de coronavirus (Covid-19) que tiene al mundo entero en vilo ha causado 102.193 muertes, según el recuento global de víctimas que acaba de actualizar la Organización Mundial de la Salud (OMS), organismo con sede en Ginebra (Suiza).

Cuando el número de infectados se eleva a 1.654.247 y solo nueve días después de superarse el primer millón de casos, la organización confirmó este domingo que se ha superado la barrera simbólica de las 100.000 víctimas mortales.

Mientras tanto las curvas de incidencia de la pandemia muestran estabilización en Europa y Asia, pero no en América donde la epidemia sigue una tendencia ascendente, con más de 580.000 casos.