Científicos españoles de la Universidad de Valencia y de la Fundación para el Fomento de la Investigación Sanitaria y Biomédica señalaron que, «el coronavirus que infectó a más de 80.000 personas en China, y que mató a más de 3.200, no es exactamente el mismo del que se contagiaron 27.980 italianos, ni el que contrajeron 11.300 españoles».

Según la investigación, el virus sufre mutaciones a medida que se va propagando y pasando de un país a otro.

Pero, ¿cómo realizaron este análisis?

Los investigadores obtuvieron los primeros genomas del virus en España con muestras de tres pacientes. Luego, los compararon con el genoma identificado por científicos chinos el 14 de enero, y por los que se aislaron en muchos otros países en las últimas semanas.

“El genoma del virus está en continua mutación, y eso es justamente lo que nos permite seguir su trayectoria en los diferentes países y rutas de transmisión”, dijo Fernando González, uno de los investigadores de la Universidad de Valencia.

La conclusión positiva de este estudio señala que, “después del análisis realizado, hasta ahora, no se ha encontrado ninguna mutación asociada a una mayor virulencia, letalidad, o a alguna propiedad interesante desde el punto de vista clínico”, sostuvo la Universidad de Valencia en un comunicado.

Publicidad