Estados Unidos cerró sus embajadas en 21 países de mayoría árabe hasta el 31 de agosto. Según su explicación pública, por la alerta de un acto de terrorismo que estaría en sus preparativos finales.

Retenes, seguridad e inspecciones es lo que se ve en Yemen, militares custodian la zona luego de que Estados Unidos, Francia, Alemania, Reino Unido e Inglaterra cerraran sus embajadas ante posibles ataques terroristas por parte de Al-Qaeda.

Las interceptaciones de chats y correos electrónicos entre miembros de la organización terrorista llevaron al Departamento de Estado de Estados Unidos a emitir una alerta mundial. Además anunció el cierre de más de 21 sedes diplomáticas en países de mayoría musulmana, entre ellas Egipto, Afganistán o Irán.

Los viajeros que tengan como destino Oriente Próximo y el norte de África, según las autoridades deberían cancelar sus viajes o cambiar su itinerario.

En las últimas horas Interpol también lanzó una alerta para pedir a sus países miembros incrementar la vigilancia e investigar la fuga de presos del último mes en más de nueve países entre ellos Irak, Libia y Pakistán, los cuales estarían siendo reclutados por orden del líder de Al-Qaeda Ayman Al-Zawahiri, para concretar la fase final de su plan terrorista.

La alerta y la máxima seguridad estará vigente hasta el 31 de agosto.