Autoridades antidrogas de Costa Rica decomisaron un cargamento de 780 kg de cocaína que llegó de Colombia oculta entre mil sacos de sal refinada.

La Policía de Control de Drogas (PCD) halló el cargamento ilícito este miércoles durante una inspección de contenedores en la terminal portuaria de Moín, indicó el Ministerio de Seguridad Pública en un comunicado.

El ministro del ramo, Michael Soto recordó que se trata del segundo cargamento de cocaína detectado en el puerto caribeño en la última semana.

Días atrás se detectó droga oculta en una carga de jugo de piña que sería exportada a Holanda.

«Este es otro golpe contra las organizaciones criminales transnacionales», destacó Soto en un video distribuido por el Ministerio.

La cocaína oculta en la sal venía repartida en 26 sacos, y estaban en un contenedor salido del puerto colombiano de Cartagena. 

«En lo que va del 2020, la PCD ha decomisado en Moín un total de 7.716 paquetes con cocaína», agregó el comunicado del ministerio.