La pandemia de Covid-19 puede ser devastadora en comunidades indígenas de la Amazonía boliviana.

Allí las regiones más afectadas son Santa Cruz y Beni, donde se reporta un aumento de muertos y de contagios.

«Estamos a muy poco de presenciar una catástrofe«, dijo el director del Centro de Estudios Jurídicos e Investigación Social (CEJIS) de Bolivia, Miguel Vargas.

Vargas detalló que 46 de 58 territorios indígenas de la región oriental y norte del país, «se encuentran cercanos o sobrepuestos» a municipios en los que se detectaron contagios por coronavirus.

Los casos más críticos están en Lomerío y Urubichá en Santa Cruz, la etnia Yuqui en la región tropical de Cochabamba y los guaraníes de Macharetí en Chuquisaca, explicó el director.

El director del CEJIS indicó que pueblos como el Yuqui, de «no más de 370 personas«, están en «riesgo de etnocidio» en caso de no recibir atención y si no se contiene la dispersión de casos.

Una de las razones principales en que las comunicadas indígenas «han tenido que salir desde su territorio» para cobrar bonos anunciados por el Gobierno interino.

De otro lado, agregó que en muchos de los territorios indígenas «no existe el sistema de salud» y mucho menos posibilidades de acceder a pruebas para detectar el coronavirus.

La Constitución boliviana reconoce al menos 36 pueblos o naciones indígenas, muchas de ellas con poblaciones reducidas y lenguas propias.

En Bolivia se han reportado oficialmente 400 muertos por Covid-19, mientras que los infectados llegan a los 11.638.