El COVID-19 se convierte en una causa de hipertensión en los pacientes que superan la enfermedad, según un hospital de cardiología de México.

El doctor Erick Ramírez Arias, jefe de urgencias del hospital de Cardiología en el Centro Médico Siglo XXI de México, resaltó que tanto las enfermedades cardiovasculares (ECV) como el coronavirus representan un reto para los profesionales de la salud.

«Es preocupante, porque la COVID-19 ya es, por lo menos en México, la segunda causa de muerte en la población, mientras que las enfermedades cardiovasculares siguen ocupando el primer lugar«, dijo Ramírez en una rueda prensa virtual.

Publicidad

Señaló que además la COVID-19 empezó a generar importantes secuelas en quienes superan la enfermedad, sobre todo en la salud cardiovascular de los pacientes.

«Hemos visto que pacientes que no eran hipertensos debutaron con hipertensión después del coronavirus«, reiteró el jefe de urgencias.

El doctor Pedro Gutiérrez Fajardo, presidente de la Asociación Nacional de Cardiólogos de México, destacó que, en la última década, los índices de hipertensión y obesidad en México aumentan en lugar de disminuir.

Recordó que la hipertensión afecta a casi 40 % de la población mexicana mientras que la obesidad está presente en 24 % de los ciudadanos.

Estas enfermedades, además de la diabetes, elevan el riesgo de sufrir algún evento cardiovascular «y al tener dos o más de estos factores, el riesgo se eleva aún más. Es una bola de nieve que va creciendo«, señaló.

Frente al COVID-19, la enfermedad ya registra 33.5 millones de contagios en el mundo y cobra la vida de más de un millón de personas.