La pandemia de covid-19, que se reportó por primera vez hace seis meses en China, está lejos de haber terminado e «incluso se acelera», advirtió este lunes la Organización Mundial de la Salud (OMS).

«Todos tenemos ganas de que acabe. Todos queremos seguir con nuestras vidas. Pero la dura realidad es que estamos lejos de que termine» indicó el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, en una conferencia de prensa telemática.

«Mañana, habrán pasado seis meses desde que la OMS recibiera los primeros informes sobre un grupo de casos de neumonía de origen desconocido en China. Hace seis meses, ninguno de nosotros hubiera imaginado cómo nuestro mundo, y nuestras vidas, se verían trastocados», añadió.

Desde que China diera cuenta oficialmente en diciembre de la aparición de la enfermedad, el nuevo coronavirus ha provocado la muerte de más de 500.000 personas en el mundo y se han registrado más de 10 millones de casos, de los cuales casi la mitad están considerados como sanados.

«Hemos perdido ya muchas cosas, pero no podemos perder la esperanza», subrayó.

El director general de la OMS señaló que una vacuna será una «herramienta importante» para controlar el virus a largo plazo, pero entretanto exhortó a los gobiernos a «hacer tests, rastreos, aislar y poner en cuarentena a los casos», y a la población a respetar las medidas de higiene, llevar mascarilla cuando sea necesaria y respetar las reglas de distancia física.

¿Ya se conoce el origen?

Además, la OMS informó que enviará un equipo a China la semana próxima en el marco de la investigación sobre el origen del coronavirus, anunció su director este lunes.

La agencia especializada de la ONU llevaba presionando a China desde principios de mayo para que invitara a sus expertos a investigar el origen animal del nuevo coronavirus.

«Conocer el origen del virus es muy muy importante», dijo Tedros Adhanom Ghebreyesus en una conferencia de prensa telemática.

«Podemos combatir mejor el virus si conocemos todo acerca de él, incluido su origen», agregó, antes de anunciar que «enviaremos un equipo la próxima semana a China para preparar lo que esperamos que nos lleve a entender cómo empezó el virus».

Tedros no especificó la composición del equipo ni en qué consistirá la misión.

Los científicos creen que el coronavirus, que se ha cobrado la vida de más de medio millón de personas en el mundo y ha infectado a más de 10 millones, pasó de un animal al hombre, y surgió en China a finales del pasado año, posiblemente en el mercado de la ciudad de Wuhan, que vendía animales silvestres como comida.