Costa Rica creó una base de anticuerpos equinos capaz de neutralizar el COVID-19 y que próximamente será probado en humanos.

Dos formulaciones desarrolladas por el Instituto Clodomiro Picado de la estatal Universidad de Costa Rica superaron pruebas en un laboratorio de la Universidad George Mason, en EE.UU., y el paso siguiente es un ensayo clínico.

Los resultados demuestran claramente que los caballos produjeron una gran cantidad de anticuerpos que bloquean la entrada del virus en las células humanas“, dijo el investigador del Instituto Clodomiro Picado, Alberto Alape.

Una de las formulaciones ataca una proteína específica del virus que es la que se encarga de infectar las células humanas y de que se replique el virus.

La otra formulación ataca otras proteínas del virus.

Los ensayos clínicos determinarán si las formulaciones son realmente efectivas en los pacientes con miras a aplicarlas como tratamiento contra el virus.

Tenemos la esperanza de alcanzar un tratamiento que ayude a reducir el tiempo de hospitalización de los pacientes“, agregó Alape.

El proceso comenzó hace casi cuatro meses cuando a un grupo de caballos se les efectuaron inmunizaciones con combinaciones de proteínas del coronavirus, que no dañan la salud de estos animales.

Luego, los científicos midieron la cantidad de anticuerpos contra las proteínas virales mediante un ensayo por inmunoabsorción ligado a enzimas.

Finalmente extrajeron entre 8 y 9 litros de plasma a cada caballo, para un total cercano a los 50 litros.

Este plasma fue el que se procesó para obtener los primeros lotes de las formulaciones que fueron probados por los virólogos de la Universidad estadounidense George.

El ensayo clínico en Costa Rica se llevará a cabo en 24 pacientes hospitalizados en los centros de salud públicos de la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS).

Costa Rica registra a la fecha 16.334 contagios confirmados y 125 muertes a causa del COVID-19.