Este viernes se conoció que en la Universidad Aalto y el Centro de Investigación Técnica VTT, en Finlandia, están desarrollando un nuevo material a partir de madera y telaraña, que remplazaría al plástico.

Hasta el momento, en la búsqueda de crear un material que sea fuerte y a la vez extensible se ha tenido el problema de que al aumentar la rigidez se reduce su extensibilidad, y viceversa.

Le puede interesar: Científicos aseguran que pueden extraer agua potable del aire

Sin embargo, el proyecto investigativo desarrollado por el Centro de Excelencia en Ingeniería Molecular de Materiales Híbridos Biosintéticos (Hyber), logró un material firme, elástico y resistente que bien podría reemplazar el plástico en usos como la elaboración de productos médicos, fibras quirúrgicas, la industria textil, empaques y envoltorios, entre otros.

Para este nuevo material se adhirieron fibras de celulosa de madera a la proteína de la seda de telaraña lo que le dio las características de firmeza, resistencia y extensibilidad que los actuales productos sintéticos y naturales no tienen.

Una de las principales características de este nuevo producto es que sus componentes son biodegradables y no dañan el medio ambiente ni constituyen un potencial riesgo para la salud como los microplásticos.


El material único, supera a la mayoría de los materiales sintéticos y naturales actuales.


¿Cómo funciona la combinación de estos materiales?

Para el proyecto se utilizó celulosa del abedul, un árbol común en los bosques del norte de Europa, y proteína de seda clonada sintéticamente. El primer componente le da rigidez al material, mientras que el segundo le da resistencia.

Los dos materiales utilizados son biopolímeros que, de acuerdo con los investigadores, demuestran un gran potencial como futuros materiales sostenibles.

La telaraña utilizada para la creación de este material es producida por los científicos combinando una bacteria y ADN sintético.

Los investigadores de este proyecto aseguraron que su trabajo» muestra nuevas posibilidades de la ingeniería de proteínas» y que en el futuro se pueden crear compuestos similares con materiales básicos ligeramente diferentes para logar una variedad de productos para diferentes aplicaciones y con diferentes características.