Tras un año con caídas entre el 60% y 80% en el número de turistas internacionales (según la Organización mundial del Turismo), parece que la solución que se ha encontrado es crear un pasaporte de vacunación, el cual permitiría dar luz verde para viajar a los diferentes países.

La propuesta surgió por el uso de tecnología a base de datos, que recopila la información necesaria para que, a través de un teléfono inteligente, se pueda guardar toda la información sobre pruebas y vacunas COVID, sin revelar datos confidenciales.

Con esta información, se generarían diferentes credenciales que no solo serían usadas al ingreso de los aeropuertos en los diferentes países; sino también en conciertos, oficinas o cines.

Así, una de esas iniciativas es la del Common Pass, una plataforma «confiable e interoperable a nivel mundial para que las personas documenten su estado de COVID-19 (declaraciones de salud / pruebas de PCR / vacunas) para satisfacer requisitos de entrada al país, al tiempo que protege la privacidad de sus datos de salud».

Publicidad

La idea nació de la unión de esfuerzos entre el Proyecto Commons, el Foro Económico Mundial y una amplia coalición de socios públicos y privados.

Desde esa App se podría acceder a los resultados de laboratorio y registros de vacunación, según los sistemas de datos de salud existentes, registros nacionales o locales o registros de salud digitales personales; que se muestra a través de un código QR.

Entonces, se evalúa tanto si los resultados de las pruebas de laboratorio o los registros de vacunación del individuo provienen de una fuente confiable, así como saber si satisfacen los requisitos de detección de salud del país al que desean ingresar.

Commonpass

De acuerdo con CNN Business, ya están asociadas varias aerolíneas como Cathay Pacific, JetBlue, Lufthansa, Swiss Airlines, United Airlines y Virgin Atlantic, así como cientos de sistemas de salud en los Estados Unidos y el gobierno de Aruba.

Incluso, otras compañías tecnológicas también están desarrollando sus propias aplicaciones para contribuir en esto, como el caso de IBM y su «Digital Health Pass», para personalizar todo lo que las empresas necesitarían para su ingreso, como pruebas de coronavirus, controles de temperatura y registros de vacunación.