El presidente de Estados Unidos respondió al anuncio del régimen persa sobre el cese de cumplimiento de los compromisos asumidos en el acuerdo firmado con las potencias sobre su programa atómico.

Por medio de su cuenta de Twitter, el mandatario dijo que «Irán nunca tendrá un arma nuclear».

La tensión entre las partes están aumentado luego de la muerte de Qassem Soleimani, comandante de la Guardia Revolucionaria.

Irán anunció que deja de cumplir en la práctica con las limitaciones impuestas a su programa atómico por el acuerdo nuclear, a lo que el presidente estadounidense reafirmó su política de presión para evitar que Teherán se convierta en una potencia nuclear como lo son EE. UU., Rusia, China, Francia, Reino Unido, India e Israel.