La violencia sexual se ha convertido en un fenómeno social, cuyo delito circula por todos los lugares y contextos posibles; incluso, en el seno de la familia.

Una de estas historia de abuso, que se difundió en redes sociales, causó conmoción entre los internautas por cuenta de la manera en que la víctima reveló su relato: a través de dibujos “hechos por ella misma”.

La propia víctima del caso, que responde al nombre de Mica Rodríguez, difundió el relato por medio de su cuenta de Facebook, el cual tuvo lugar en Argentina y dio cuenta de la manera cómo la joven dimensionó los abusos que sufrió durante 12 años de su vida.

Conozca más: ‘El mayor milagro de la religión en la historia’: Vio 18 veces a al Virgen y su cadáver no se descompuso

“Nadie le creía y fingía estar feliz con su padre”

Mica Rodríguez empezó su relato afirmando que ‘siempre tuvo que fingir felicidad’ en aquellos momentos que compartía con su padre en público, aunque sus sentimientos hacia él eran muy diferentes.

“Me estremecía cada vez que tenía que sacarme una foto con él y tenía que fingir que no pasaba nada, aunque mi cuerpo hablaba”, expresó.

La joven también revela que siempre expresó inseguridad y el temor por contar directamente lo que padecía. Ella afirma que, con señales, le contaba a los doctores los dolores que sentía producto de los abusos, pero ellos no creían en sus versiones.

“Mi papá me violó durante 12 años, empezando cuando tenía tan solo 4 años de edad, y dirán, ‘¿Es que la mamá no la bañaba que no se daba cuenta?’, pero fueron muchas las veces que fui a la pediatra por molestias, alergias y dolores en la zona íntima, pero teniendo en cuenta que solo era una niña lo único que pensaban es que no me higienizaba bien” , citó el portal feminista ‘Comunidad OnlyFem’, quien reveló por primera vez la historia, en enero de 2020.

Conozca más: Fase aguda de la pandemia podría terminar a mitad de año, según la OMS

“Dibujos como método para comunicar”

Lo que verdaderamente impactó a los usuarios que conocieron y compartieron la historia, fue la cadena de dibujos que, afirma Mica Rodríguez, fueron hechos con ‘su puño y lápiz’; ahí, intentó recrear los abusos sexuales de los que fue víctima.

Un hombre desnudo, un ‘monstruo sexual’ de dos cabezas, una mujer desconsolada en su cama y un hombre con dos cabezas abusando a una mujer, tapándole la boca; estas fueron las descripciones de algunos dibujos que se conocieron en el testimonio.

Era a partir de este tipo de señales donde Mica simbolizó los aberrantes actos y manipulaciones que sufría de su papá.

“En las fotos van a poder ver mi expresión corporal cuando me encontraba junto a mi progenitor, y cómo cambiaba cuando estaba con mi mamá, con mi abuela. No puedo publicar su rostro por temas legales porque sí, la justicia protege más a un abusador y a su reputación”, cita el portal de unas declaraciones que entregó Mica Rodríguez, con respecto a su flagelo.

También puedes leer: (Vídeo) Impactante explosión de un camión cisterna que transportaba propano: Conductor se salvó

‘Su madre siempre la protegió’

Mica Rodríguez contó que su madre ‘hizo todo lo posible para protegerla’. Esto, en alusión a una serie de acusaciones, por parte de internautas, que señalaban a la madre como ‘una de las responsables’, pensando que ‘ella no le prestaba atención a su hija’ durante la infancia.

Según afirma Mica en el relato, su mamá le inculcó desde pequeña que ‘ningún desconocido podía tocarla’. La inocencia de la pequeña no le permitió entender que su padre tampoco podía hacerlo. 

Finalmente, Mica Rodríguez dejó como reflexión un profundo y sentido mensaje, en forma de consejo, a familias y otros entornos sociales. Esto, con  el fin de pedir para que los niños sean escuchados, que confíen en su palabra y no tengan que pasar por su situación similar.

“Cuiden a sus niños, a sus alumnos, si ven un comportamiento extraño, hablen, no callen, pueden salvar una vida. Si ellos tienen la valentía de acercarse y contarte lo que les pasó, créeles, los niños no mienten y no pueden inventar algo de lo que desconocen como un acto de abuso sexual”.

El relato completo de la víctima de abuso sexual intrafamiliar (y las fotos):