La Organización del Tratado Atlántico Norte, OTAN, es una alianza militar intergubernamental creada luego de la Segunda Guerra Mundial a la que pertenecen 30 países.

La participación de esta en la invasión de Rusia a Ucrania ha causado muchas preguntas entre otras: ¿En qué momentos actúa? y ¿Por qué Colombia podría convertirse en un aliado?

Diana Marcela Rojas, investigadora del Instituto de Estudios Políticos y Relaciones Internacionales de la Universidad Nacional responde esos cuestionamientos.

Rojas sostiene que la intención de nuestro país de hacer parte de la Organización se hizo desde el 2013, bajo el gobierno de Juan Manuel Santos. “En principio por los términos del tratado, solo pueden ingresar aquellos países que formen parte del Atlántico norte.”

Sin embargo, la OTAN ha creado unas formas de colaboración entre los países que no son miembros “una especie de asociados que les brinda la posibilidad de hacer actividades conjuntas con la OTAN”

Solamente Colombia, hasta ahora, firmó muy recientemente un acuerdo para constituirse en el primer socio global, extrarregional. Sin embargo, la OTAN tiene algunos acuerdos y operación con Argentina y con Brasil”.

Frente a los benéficos de esa alianza afirma que “un poco la idea era una cooperación más estrecha le pondría brindar a Colombia mejorar sus capacidades técnicas militares, tener acceso a cierto tipo de armamento, aprovechar esa experiencia que había adquirido el ejercito colombiano a lo largo del conflicto armado.”

Y considera que en la actualidad esos objetivos pueden haber cambiado “aparece todo este tema de los conflictos con Venezuela, de las disputas entorno a la presencia de actores armados ilegales en la frontera y de si el gobierno venezolano o no, permite esto de alguna manera.”

Y finalizó diciendo que “desde el punto de vista del actual gobierno colombiano, busca un respaldo político a través de la OTAN, fundamental de parte de los Estados Unidos que es quien lo ha liderado.”

“Lo que yo veo es que realmente parte de la cooperación militar ya se ha venido dando que es muy estrecha con EE.UU., y lo que se haría con la OTAN no es realmente muy distinto de lo que ya se está haciendo”, concluyó.